Nueva Convocatoria Circulo Mujeres Madrid

Círculo de Mujeres en Despierta Terapias Madrid

El 23 de Noviembre, sábado, hemos convocado un nuevo taller “Despertando nuestro Poder Femenino” en Madrid. Trabajaremos en Círculo de Mujeres, como siempre, honrando todas las facetas de la diosa en nosotras e integrando la energía femenina que por derecho nos pertenece.

Hemos concentrado el número de horas de trabajo en un solo día, para ofrecer un precio más competitivo. En estos tiempos que corren, no queríamos que ninguna mujer se quedara fuera por motivos de índole económica.

Será el sábado 23 de Noviembre de 10 a 20 horas en Natural Way Madrid (Metro Urgel) y la inversión total son 50 euros.

¿Quieres más información? Haz click aquí.

¿Quieres reservar plaza? Escríbenos a despiertatupoder@yahoo.es (Hazlo cuanto antes, el número máximo de asistentes es de ocho mujeres).

Y si crees que a alguien puede interesar, no dudes en compartir.

Bendiciones

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.

Síguela en  o en

Posted in Circulo de Mujeres, Crecimiento personal, Espiritualidad, Psicología, Talleres | Tagged , , , , , | Leave a comment

Eneagrama (tipos de personalidad básicos): Eneatipo Dos, el Orgullo

“Y volviendo al Eneagrama, tras meses de silencio, hoy haremos un retrato del Eneatipo Dos, cuya pasión capital es el orgullo o la soberbia y su fijación la adulación”.

Aunque hay quien ha calificado al dos de “ayudador”, personalmente no me gusta este término para referirse al seductor eneatipo dos, cuya “generosa” ayuda a los/as demás siempre lleva implícito un precio a pagar. El orgulloso prefiere, espiritualmente hablando, “ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio” y, de este modo, puede entregarse compulsivamente a satisfacer las necesidades del otro/a como un modo de evitar entrar en contacto con su propia necesidad y carencia, al mismo tiempo que este “dar” le sirve para alimentar una imagen grandiosa de sí mismo/a.

La atmósfera emocional interna de un dos es, en esencia, la de encontrarse bien, e incluso mejor que bien, pudiendo llegar a encolerizarse bastante si se les recuerda su limitada humanidad. Y es que el dos no necesita nada. La necesidad es el mayor de sus tabúes, su mayor evitación, por lo que llegará a extremos inverosímiles que le permitan mantener su imagen de falsa abundancia.

Pensemos en esa Escarlett O’Hara, quien, en un estado de quiebra económica y penuria, se confeccionó un maravilloso vestido de terciopelo verde, usando las cortinas de su salón y fue al baile con la barbilla bien alta, sin dejar traslucir en ningún momento su pobreza. Ése es, cinematográficamente hablando, el pecado del dos.

Pero como suele decirse, en el pecado está la penitencia. Y así es como la persona orgullosa se encierra más y más en sí misma, incapaz de ponerse a la misma altura que el común de los mortales y de nutrirse emocionalmente de los demás.

No suele mostrarse, sin embargo, abiertamente arrogante (como los unos o los ochos), ya que el tipo dos es socialmente hábil, atractivo, muy seductor y dulce (sobre todo algunos subtipos) y suele mostrar una cálida sonrisa y un trato agradable, como si siempre estuvieran buscando conquistar a su público y, vulgarmente hablando, “llevarte al huerto”.

Son personas,  en efecto, cálidas emocionalmente, empáticas, divertidas, brillantes (aunque su brillo no busca tanto conseguir el éxito como en el tres, sino más bien encandilar a través de un comportamiento a veces infantil e histriónico), intensas, bulliciosas, sociables, bonitas, dramáticas, poderosas… aunque en la intimidad puedan mostrarse como caprichosas, egoístas, manipuladoras, invasivas, empagalosas o hasta abiertamente agresivas y hostiles.

Para comprender su existencia desde dentro, basta con recordar que el orgullo es una defensa contra la vergüenza y, en el fondo,  en un lugar de la consciencia muy oculto, la persona soberbia siente una tremenda inferioridad, un temor al rechazo y al abandono que no pudo permitirse vivir conscientemente en su infancia, ya que a menudo tuvo que cargar sobre sus pequeñas espaldas con los problemas de sus progenitores por quien, en realidad, se sintió abandonado/a y utilizado.

En sus historias personales, aunque no siempre, encontramos una infancia triste y dura, que ellos/as han idealizado, como un modo de no conectarse con el dolor, ni la desesperación, vivencias todas ellas que el dos aborrece y teme, al igual que la vergüenza, el miedo, la culpa, la envidia y otras emociones catalogadas normalmente como “blandas”.

Junto con treses y cuatros, son tipos emocionales del Eneagrama, más interesados por los asuntos del corazón y del amor que por los números o la ciencia. A menudo son anti-intelectuales y tienen dificultades para aceptar trabajos rutinarios. A este comportamiento subayace un sutil desprecio por las normas y los límites y una tendencia a expandirse y a tomar más poder del que realmente tienen, con lo que suelen aparecer conflictos con las figuras de autoridad, a quienes tratan de seducir y controlar para “mover los hilos del poder” desde un lugar privilegiado.

Suelen decantarse por profesiones de ayuda, donde las relaciones personales sean importantes como psicoterapeutas, sanadores/as, enfermeros/as, maestros/as o religiosos/as y también es habitual encontrarles en el mundo del arte, sobre todo en la interpretación, pudiendo llegar a ser grandes actores y actrices, al hacer un buen uso de su riqueza y labilidad emocional. Tienden a entenderse muy bien con los/as niños/as y los/as animales, a quienes cuidan y con quienes disfrutan.

Se dice que en sus aspectos más luminosos y sanos pueden llegar a relacionarse con el arquetipo del Santo/a, quien se entrega con humildad y generosidad absoluta al bien de la Humanidad.

Son personas creativas, juguetonas, de cuerpo y formas flexibles y agradables, muchas veces redondeadas (es habitual que sufran fuertes cambios de peso, igual que de humor), generosas, entrañables, comprensivas y dadas al disfrute sexual. Desprenden un encanto infantil mezclado con una fuerte seducción erótica y habitualmente han desarrollado a conciencia las artes de alcoba, lo que les convierte en grandes amantes.

Su dificultad estriba más bien en mantenerse fieles a un compromiso, ya que su compulsiva necesidad de ser muy pero que muy especiales les lleva a convertirse, cuando están más neurotizados/as, en pica-flores superficiales. Su anhelo de vínculo, de relación, de amar y ser amado, puede ser intenso y posesivo (en algunos subtipos) dando lugar a conductas celosas y “numeritos”, que dejan al otro abrumado e invadido.

Y esto es todo, por ahora, espero vuestros comentarios, dudas, preguntas… sobre todo si os habéis visto identificados/as con este tipo (por cierto, parece el dos un eneatipo más habitual en mujeres). Y, si queréis leer más sobre Eneagrama en nuestro blog sólo tenéis que pinchar aquí.

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.

Síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Crecimiento personal, Eneagrama, Espiritualidad, Psicología, Terapia Gestalt | Tagged , , , , , , | Leave a comment

Círculo de Mujeres y Rueda del Año: Yule (solsticio de invierno), la Esperanza de la Luz

Círculo de Mujeres y Rueda del Año: Yule o Solsticio de Invierno

El 21 de Diciembre comienza, en el Hemisferio Norte, el invierno. Se trata del solsticio: el momento del año más oscuro y, al mismo tiempo, el resurgir del Dios Sol, pues es a partir de ahora que la luz irá paulatinamente ganando terreno a la sombra hasta el momento de mayor luminosidad, en el mes de Junio.

En la tradición pagana y neo-pagana a esta festividad se la denomina Yule, un término que proviene de los antiguos pueblos indo europeos y que ha sido celebrada por prácticamente todas las culturas pre cristianas.

La Madre Tierra está fría y en tinieblas. No recibe apenas los rayos del Dios Sol. Sin embargo, es ahora cuando se siembra la simiente que sólo puede esperar con paciencia la llegada de la primavera para germinar y crecer, trayendo de nuevo la abundancia.

En Yule nace el niño (dios Sol), por lo que se festeja con alegría y esperanza la primera chispa de luz. No por casualidad el cristianismo escogió estas fechas para celebrar la Navidad o Natividad (el nacimiento de Jesús).

Una tradición heredada del mundo celta es el árbol de Navidad. Entonces se utilizaba un tocón de roble, adornado con acebo y muérdago, piñas y musgo, que servía para alejar las visitas no deseadas. También era habitual la decoración con color rojo, como simbolismo del nacimiento y la esperanza. El clan se reunía y celebraba con abundancia, en torno a una mesa bien dispuesta y era una época para honrar la hospitalidad y la unidad de las familias. Después de Yule, la matriarca prendía fuego al tronco y las cenizas eran guardadas para rituales curativos.

Y así, las noches gélidas y largas invitan a la reflexión y al recogimiento. Toda la naturaleza parece muerta, pero un año tras otro, el ciclo de vida-muerte-resurrección nos demuestra que el tiempo es cíclico, que nada permanece y al mismo tiempo, que nada muere.

Por eso nuestro trabajo energético en este momento de la Rueda del Año ha de ser ése: confiar en que la luz volverá, abrazar la sombra, entregarse al vacío, retornar a las raíces… Tarea difícil en una cultura como la nuestra, que idolatra la acción, la rapidez y la consecución de objetivos, juzgando como negativo la pasividad, la receptividad, la meditación profunda que no lleve aparejada resultados materiales.

Os deseo de todo corazón unas fiestas de invierno llenas de esperanza, amor, calor y confianza, tanto si lo hacéis desde una tradición religiosa como si no.

Me parece que este año, especialmente, necesitamos más que nunca confiar en que, por mucho que dure la noche, siempre amanecerá.

 Feliz y cálido Invierno. Feliz Yule. Feliz retorno a las raíces.

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.

Síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Circulo de Mujeres, Espiritualidad | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment

Círculo de Mujeres y Rueda del Año: Samhaim o Noche de Brujas.

Trabajando en Círculo de Mujeres siempre honramos la Rueda del Año, celebrando las festividades paganas que marcan momentos energéticamente importantes. Y es que esta noche es especialmente mágica… ¿sabes por qué?

La noche del 31 de Octubre al 1 de Noviembre se celebra, en el hemisferio norte, la festividad pagana denominada Samhaim, palabra procedente de la lengua gaélica que, etimológicamente, significa “final del verano”.

Se trata del sabbat más importante de toda la Rueda del Año, el primero, y el que marca el fin del año celta (y el inicio de uno nuevo).

En los campos, éste es el momento en el cual se recoge la última cosecha, tubérculos en su mayoría, y se guarda para todo el invierno que ya está por llegar. No son momentos de abundancia, sino todo lo contrario: de escasez y recogimiento. Era costumbre, dicen, sacrificar el ganado más débil o enfermo, ante la probabilidad de que no resistiera la dureza de los meses de frío y oscuridad invernal. Simbólicamente, ése es parte del trabajo energético que hemos de hacer: reflexionar sobre lo que deseamos erradicar de nuestras vidas, aquello que indefectiblemente ha de morir.

Son tiempos oscuros, en que las noches se alargan más y más, hasta llegar al solsticio de invierno, y también la festividad celebra exactamente eso. El Dios Sol muere, para renacer. Todo indica, por tanto, que estamos ante una celebración relacionada con la muerte y la resurreción, lo que termina y lo que comienza, lo que se transforma.

Se trata de una noche mágica, en que el velo entre el mundo de los vivos y los muertos se difumina, una noche oscura en que hemos de honrar a nuestros ancestros, quienes ya no viven, recordándoles con gratitud y ofreciéndoles flores y comida, así como encendiendo velas y dejándolas en las ventanas y puertas, lo que ayuda a guiar a los espíritus que están buscando descansar en paz.

La tradición consistía en vaciar nabos y llenarlos de carbón ardiente, dejándolos en los alféizares de las ventanas, junto con dulces, como ofrenda y ayuda a las almas del más allá. También se pedía comida, de casa en casa, en una fiesta que unía y vinculaba a todo el clan.

Despierta, Terapias para el Desarrollo del Potencial Humano.Con la llegada del cristianismo, la tradición fue perdiéndose. Sin embargo, la nueva religión no fue capaz de terminar por completo con los antiguos cultos paganos, por lo que, una vez más, fue paulatinamente asimilando sus festividades, revistiéndolas y fundiéndolas con las creencias cristianas. Así, el día primero de noviembre, se celebra en todos los países católicos el día de todos los santos (la traducción en inglés es, “All Hallow´s Eve”, de ahí la expresión actual de Halloween), en el que se llevan flores y alimentos a los cementerios y se comen dulces llamados “huesos de santo”. Destaca la celebración que se hace en México, donde la Muerte se honra con gran respeto no exento de humor.

En Irlanda, la tradición perduró notablamente y, con los colonos emigrados al Nuevo Mundo, llegó a Norteamérica, donde los nabos se cambiaron por calabazas (más fáciles de vaciar y llenar de fuego) y los niños y niñas se disfrazaron de fantasmas, brujas y vampiros pidiendo golosinas por las casas.

Hoy en día, la noche no se vive con la espiritualidad propia del Sabbat y más bien se ha transformado en una fiesta consumista más. Sin embargo, si nos paramos a reflexionar y a sentir la energía, notaremos que, en estas fechas, suelen morir muchas cosas: proyectos, relaciones, etapas, ideas… Y es que es un momento de encarar con valentía la muerte y de tomar consciencia de que todo lo que nace muere y de que ha de haber oscuridad para que haya luz.

Es una noche propicia para recordar a nuestros muertos, mirar sus fotos, reorganizar sus recuerdos y pedir guía y ayuda en sueños. También podemos ofrecerles granos de granada y maíz, manzanas y tubérculos, flores y velas. Reflexionemos en todo lo que dejamos atrás, todo lo que murió, bendiciéndolo y despidiéndolo con gratitud. Hay quien escribe todas estas pequeñas muertes en un papel, que posteriormente pone en un caldero a arder, el caldero de la Diosa Cerridewen, donde todo se transforma, en un ciclo de muerte-resurrección-vida infinito.

Al despertar, es buena idea apuntar los sueños que hemos tenido, para que nos guíen en la oscuridad de los meses venideros. Si son mensajes de nuestros antepasados muertos o de nuestro Guía Interior yo no lo sé. Cada quien saque sus conclusiones.

Yo, desde luego, año tras año, los anoto con reverencia y les presto toda la atención que se merecen. E invoco a mis antepasados.

Siento que, al menos una noche al año, nos hace mucho bien recordar, humildemente, que algún día también nosotros moriremos. Lo que nos ayuda a celebrar el don más preciado que nos ha sido regalado: la vida.

 Que Samhaim nos traiga sabiduría y humildad. Feliz Año Nuevo.

 

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.

Síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Circulo de Mujeres, Espiritualidad | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Círculo de Mujeres y Rueda del Año: Otoño, tiempo de soltar

Círculo de Mujeres y Rueda del Año: ven a celebrar Mabon (Equinocio de Otoño).

El próximo 21 de Septiembre comienza, en el Hemisferio Norte, el otoño. Se trata del Equinocio: momento en que la luz y la oscuridad son exactamente iguales. Sin embargo, este equilibrio perfecto entre polaridades sólo tiene lugar un instante: pronto la oscuridad va a ir ganando terreno a la luz y el otoño irá indefectiblemente acercándonos al invierno.

En la tradición pagana y neo-pagana esta festividad recibe el nombre de Mabon (que en galés significa Buen Hijo) y en ella se celebra la segunda cosecha. Es tiempo de agradecer lo recibido y comenzar a guardar para el invierno que se avecina. Tradicionalmente, se elaboraban muñecas de maíz, para pedir abundancia, tomando aquello que el fértil y cálido verano nos dio.

En otoño se separa la simiente: el trabajo consiste ahora no en sembrar, ni en cosechar, ni en arar los terrenos, sino en decidir qué semilla dio buen fruto y cuál no. Nuestro trabajo energético en este momento del año es, pues, un trabajo interior de reflexión sobre nuestras vidas. ¿Qué quiero conservar y qué quiero tirar?, ¿qué me ha servido y qué no?

La tierra comienza a prepararse para los fríos nocturnos, las hojas empiezan a amarillear y a caer de los árboles y del mismo modo, nosotras/os hemos de ir soltando todo aquello que nos sobra, para quedarnos paulatinamente desnudas/os y aceptar de este modo el vacío fértil, donde lo nuevo podrá crecer, la siguiente primavera.

Es tiempo para confiar en los ciclos naturales y comenzar el trabajo con nuestra sombra, del mismo modo que Deméter bajó a los Infiernos, antorcha en mano, en busca de su hija Perséfone, raptada por el Dios del Inframundo. Igual que en esta leyenda, la bajada a nuestros “Infiernos” nos permitirá ver (alumbrar) e integrar partes nuestras, que estaban “desterradas” de nuestra consciencia. La paulatina aceptación e integración de la sombra nos dará Sabiduría.

Y mientras los vientos otoñales barren todo lo caduco, es normal que sintamos un gran deseo de hacer limpieza de armarios, cambiar nuestros hábitos (en forma de nuevos propósitos) o nuestra imagen. También es natural que necesitemos dormir más horas (como un modo natural de estar en contacto con nuestras profundidades) o comer algo más (y es que el invierno no asegura la supervivencia para todo el clan…).

Por lo tanto, dejemos que lo que deba suceder suceda, rindiéndonos con humildad y reverencia a la Rueda del Año. En esta rendición sólo el ego sale maltrecho. Nuestro caminar por la vida será, en cambio, más descansado, gozoso y fluido.

 Feliz Otoño. Feliz Mabon. Feliz Retorno a nuestra Oscuridad.

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.

Síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Circulo de Mujeres, Espiritualidad | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Blog de Psicología y Psicoterapia: el Burnout o síndrome de estar quemado

El Síndrome de estar quemado (Burnout)

El Burnout, también conocido como “Síndrome de estar quemado”, es un trastorno psicológico relacionado con el estrés que puede afectar a las personas en su puesto de trabajo, y se considera la última fase de un continuo de estrés mantenido en el entorno laboral. El trastorno está caracterizado por la presencia de tres síntomas de manera persistente:

  • Agotamiento emocional: la persona se siente muy cansada, exhausta, consumida, y tiene poca energía.

  • Actitud de indiferencia (el individuo desarrolla una actitud de distancia, frialdad, apatía o de no implicación) y hostilidad (se siente irritado o con actitudes negativas y desaprensivas). Ambas actitudes están dirigidas hacia su trabajo y/o los destinatarios del mismo

  • Baja realización personal: el sujeto experimenta una disminución su satisfacción en el trabajo.

En la formulación inicial del Burnout de Maslach (1977) se menciona que este síndrome se manifiesta exclusivamente en personas que se dedican a labores asistenciales (o de ayuda). Sin embargo, actualmente el Burnout se relaciona con trabajos de distintos ámbitos y no sólo con profesiones de ayuda.

Los estudiosos de la materia han llegado a los siguientes puntos de acuerdo acerca de la realidad del Burnout:

  • El Burnout posee una identidad propia: Aunque hay un ligero solapamiento con algunas otras categorías diagnósticas, el Burnout refleja una realidad que existe y que es sustancialmente diferente a otros conceptos, es decir, es un mapa que antes no poseíamos acerca de un territorio real.
  • Su aparición se relaciona con el contexto laboral.
  • Es la última fase de un continuo de estrés laboral mantenido: Es el resultado de un proceso en el que el sujeto se ve expuesto a una situación de estrés crónico laboral y ante el que las estrategias de afrontamiento que utiliza no son eficaces y ocurre a largo plazo, los síntomas se desarrollan secuencialmente y es acumulativo.
  • Se relaciona con profesionales de distintos ámbitos, no sólo con las labores asistenciales.
  • Los síntomas predominantes son: agotamiento emocional, despersonalización (actitud de indiferencia y hostilidad) y baja realización personal.

Si quieres saber más sobre el Burnout te recomendamos el libro: “Cómo dejar de estar quemado (El Burnout), escrito por el psicólogo Miguel Ángel Gil Gómez:

www.libroburnout.com

En este libro encontrarás numerosas claves para comprender lo que te está ocurriendo, así como diferentes propuestas realizadas por un profesional de la Psicología para conseguir que te sientas mejor de una forma más rápida y eficaz. Un libro pensado no sólo para personas que se sienten quemadas en su trabajo, sino que también es ideal para estudiantes de psicología o de ciencias sociales, profesionales de la salud que deseen profundizar en la realidad del Burnout, o en general cualquier persona interesada en el crecimiento personal.

Posted in Crecimiento personal, Investigación, Psicología, Psicopatología, Psicopatología, Psicoterapia | Tagged , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Blog de Psicología y Psicoterapia: Tus potencialidades y talentos

Blog de Psicología y Psicoterapia: tus potencialidades y talentos

“Según las leyes de la física comprobada por los experimentos en el túnel aerodinámico, la abeja no debería poder volar, ya que su tamaño, el peso y la configuración de su cuerpo no guarda la debida proporción con la envergadura de sus alas. Supuestamente las abejas no deberían poder volar, pero vuelan. Y además, hacen miel”.(Bernard Shaw)

Y sí, así es, la abeja no sabe que no debería poder volar. Y, por eso, agita sus alas y, simplemente vuela. Porque no es tan inteligente como nosotros/as, los seres humanos.

¿Cuántas de las limitaciones que percibimos en nuestra vida son reales y cuántas están en nuestra mente? ¿Cuántas veces nos dijeron “no puedes” cuando en realidad querían decir “yo no me siento capaz”? ¿Cuántas nos castigaron o abandonaron por un rasgo de carácter que, años después, se ha convertido en nuestra mayor potencialidad?

Vivimos en una sociedad enferma de miedo. Y no es que el miedo no sea natural, que lo es siempre que nos ayuda a ponernos a salvo de un peligro real.

Pero, ¿cuántos de los peligros que imaginamos en nuestras más catastróficas fantasías son potencialmente dañinos para nosotros/as, quiero decir, dañinos de verdad?

Pienso en, por ejemplo, el miedo al fracaso. No me imagino a una abeja diciendo “Oh, Dios mío de la Colmena, y si agito mis alas y apenas levanto un centímetro del suelo, qué dirán las compañeras de celda?. ¿Y la Abeja Reina?. ¿Cómo podré volver al panal con las antenas altas? ¿Y si fallo y caigo al suelo?.¿Qué será de mí?”

Recuerdo una ocasión en mi vida, cuando una relación sentimental que tuve durante casi una década se terminó. Yo estaba triste y dolida. Abatida, rabiosa y rota en mil pedazos.Entonces en una conversación con una amiga, le conté todo lo bueno que había vivido (además de lo no tan bueno) y que deseaba realmente recuperarme y en un futuro, volver a ilusionarme como por primera vez. Mi amiga me miró con gesto serio y dijo “sí, pero fíjate en tu fracaso de relación para no repetir los mismos errores”.

Nos paralizamos por el miedo al fracaso cuando no es más que un concepto construido por nuestra mente. Yo jamás vi que aquella ruptura fuera un fracaso. Fue más bien algo doloroso y triste, pero necesario para cambiar de etapa y seguir construyéndome. Sin embargo, para mi amiga, una ruptura sentimental sí suponía un fracaso. Y de esta manera, proyectaba en mí su propio miedo.

Visto de este modo, incluso el éxito es una pantomima. Éxito y fracaso son las dos caras de una misma moneda. El éxito no es más que una droga dura para el ego y su persecución compulsiva, una armadura brillante que esconde un corazón aterrado ante el fracaso.

La abeja no necesita la idea de fracaso, ni la del éxito. No necesita boicotearse ni espolearse a sí misma para hacer aquello que está en su naturaleza hacer. Sus potencialidades se desarrollan de un modo natural. De manera que vuela y, además, hace miel (y cera y jalea real, por cierto).

¿Qué no conseguiríamos nosotros/as los/as humanos si simplemente dejáramos que aquello que realmente somos fluyera de modo natural?

¿Te animas?

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.

Síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Coaching, Crecimiento personal, Psicología, Psicoterapia | Tagged , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Círculo de Mujeres: La reconexión con nuestro Femenino Ancestral

Nuestra Mujer Poderosa no puede apresarse con palabras, está más allá de la mente y de la racionalidad.

Para llegar a ella es mejor utilizar el cuerpo, nuestra vía de comunicación directa entre lo terrenal y lo espiritual, porque nosotras, las mujeres, sabemos que el alma está en nuestras células, en nuestros ovarios, en la sangre que mana cada mes de entre nuestra piernas, en el tuétano de nuestros huesos y en nuestro ciclo sin fin de vida-muerte-resurrección.

Nuestra Mujer Poderosa aparece cuando danzamos, cuando tocamos el tambor, cuando contemplamos el cielo estrellado, cuando amamantamos a nuestro bebé o cuando corremos desnudas por la playa.

Nadie puede domesticarla, nadie puede dañarla. Su simple presencia nos conecta con nuestro poder y nuestra fuerza. Es bella y seductora, sin pretender serlo. Su imagen, en sí misma, llena de admiración y temor al hombre respetuoso.

Nuestra Mujer Poderosa se entrega al placer, riendo y bailando, y al dolor, gimiendo y gritando. Es tierna y protectora con lo débil y saca los dientes, muerde y araña cuando ha de defender su territorio.

Nuestra Mujer Poderosa está en el centro de la capacidad de creación. Llega a soluciones nuevas para viejos asuntos. Sigue la estela luminosa de los sueños nocturnos y nos susurra locuras al oído. Ella no tiene miedo de la sombra, puede pasearse por la oscuridad del inframundo con una antorcha en la mano, el pelo alborotado y el corazón palpitando.

Nuestra Mujer Poderosa no se lamenta por lo que ya terminó, no se justifica, no culpa a los demás de los tropiezos de su vida. En su instinto de supervivencia, recoge la experiencia, se levanta y sigue adelante, como los árboles florecen y dan fruto cada año.

Yo la veo, a veces. Dormita en mi interior, como en el interior de cada serpiente dormita un dragón. El otro día tuve un hermoso encuentro con ella: tocaba un instrumento primitivo frente a un Hombre-Guerrero, cantaba y bailaba para ayudar a su Clan. Nada en mi mente se interponía entre ella y yo. Era pura experiencia presente, aquí y ahora, en el instante sagrado en que Todo es posible.

Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias.Realiza Círculos de Mujeres y Talleres de Empoderamiento Femenino.

Síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Circulo de Mujeres, Espiritualidad, Menstruación, Talleres | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

Blog de Psicología y Psicoterapia: Emociones y supervivencia

Hemos aprendido a hacer oídos sordos a nuestras emociones. Tal vez nos enseñaron que algunas de ellas son inapropiadas o malas. Tal vez simplemente nos vimos obligados a anestesiarlas muy temprano en nuestra vida, para evitar el castigo o el rechazo de nuestro entorno, o para no sufrir.

Sea como sea, y sin mirar atrás ni buscar culpables, lo cierto es que las emociones son una guía útil y fiable para nuestra vida. Se alojan en un lugar del cerebro primitivo y ancestral (el sístema límbico) y son, evolutivamente hablando, más antiguas que nuestro cerebro “desarrollado” o córtex cerebral.

Simplemente por esto, y siguiendo el sentido común, podemos valorarlas como adaptativas para la vida en su nivel más original y, por tanto, para la supervivencia.

Aquí va un brevísimo resumen de nuestras emociones básicas, de lo que nos dicen y cómo pueden ayudarnos y guiarnos:

Alegría: Es la celebración de la vida. Nos energetiza y nos hace “chisporrotear”. Nos habla de que algo importante está sucediendo para nosotr@s. También puede decirnos que estamos en el camino correcto, que ocupamos un lugar acorde con quienes somos. Invita a la expansión y el movimiento (la risa, el baile…) y la creación y a compartirnos con otros y otras.

Tristeza: Algo que era sustancial en nuestra vida se está terminado o ya se acabó. Nos habla de algo que se pierde, de un final, y de la necesidad de llevar a cabo el trabajo del duelo. Nos desenergetiza y deja abatidos. Invita a que nos retiremos a nuestro interior y sintamos el vacío de lo que no puede ya volver, hasta que llegue la aceptación de la pérdida.

Miedo: Nos habla de que estamos en peligro. Algo amenaza nuestra integridad física, emocional o espiritual. Nos tensa y nos pone rígidos. Nos prepara para huir o atacar. En cualquier caso nos dice “cuidado, fuera de ahí”. Invita a la acción. Cuando lo llevamos a la mente en lugar de actuar, se enquista en forma de preocupación recurrente.

Ira: Nuestros límites han sido invadidos o alguien nos ha herido. El enfado nos permite alejarnos del otro, si es que nos hirió, o escupir fuera algo que no nos queremos tragar. Hay algo en el entorno que es tóxico para nosotros y que no debemos incorporar. Nos endurece e impermeabiliza. Nos aleja. Invita a poner límites a mi yo para defenderme.

Afecto: Nos permite hacer vínculo con los otros. Nos deja blanditos y permeables, permitiendo la relación. Nos acerca. Invita a bajar las defensas y a fundirse. Nos ayuda a sentirnos unidos a nuestra familia o parientes, a crear redes de apoyo mutuo y amistades, a formar pareja o familia. Nos permite también mantener el compromiso emocional.

Vuelve a escuchar el ruido de tus emociones, ellas te guiarán. Sólo tenemos que aceptar que todas  son igual de necesarias y que no existe nada en nuestro corazón que sea vergonzoso o inaceptable.

Y recuerda: la emoción escapa a tu control consciente, pero no la expresión de la misma. Aunque no hay sentimientos malos sí hay modos de expresión que pueden dañarte a ti o a tu entorno. Si has perdido el contacto con tus emociones y estás sin guía o si has perdido el control de la expresión de las mismas, busca ayuda profesional.

 Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias. síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Crecimiento personal, Psicología, Psicoterapia | Tagged , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Círculo de Mujeres y Rueda del Año: Litha, el triunfo del Dios Sol

Hoy 21 de junio se celebra en el Hemisferio Norte el Sabat denominado Litha, que corresponde astronómicamente al solsticio de verano. Hoy tiene lugar la noche más corta del año. La luz ha vencido sobre la oscuridad y el Dios Sol se muestra en todo su esplendor. Sin embargo, en una demostración natural de impermanencia cíclica, mañana mismo cambiarán las fuerzas y la oscuridad irá paulatinamente ganando terreno hasta llegar a Mabon o equinocio de otoño, donde, una vez más, luz y oscuridad estarán empatadas.

La festividad pagana de Litha se ha llevado a cabo desde tiempos ancestrales. Tanto es así que el cristianismo, incapaz de erradicar su culto, la pasó al día 24 de Junio (San Juan) para de este modo asimilarla y beneficiarse de su poder y de su fuerza.

Y es que es una noche mágica. Escribiendo estas líneas, a las ocho de la tarde, el sol entra aún con fuerza por mi ventana. Y me siento pletórica, energética. Hace un par de noches que me cuesta conciliar el sueño. Y sí,  la energía del verano es exactamente así: extrovertida, chispeante, activa, alegre y muy exhuberante y creativa. Dicen que esta noche, la barrera que separa el mundo terrenal del mundo de las hadas se diluye y que, si observamos con atención, veremos a los seres invisibles que pueblan ese otro Mundo, normalmente más esquivos, entregados hoy a la fiesta, el baile y la orgía.

Tradicionalmente, esta noche se han prendido hogueras, donde se quema todo lo viejo, y se han pedido deseos, repitiendo de este modo los ritos primitivos de pueblos agrícolas, que pedían abundancia para sus cosechas y agradecían al calor del sol que madurara sus frutos. Litha es una festividad de fuego y un ritual suele ser prender una vela roja o naranja con cuya llama se quemará un papel donde hemos escrito todo lo que ya no deseamos más en nuestras vidas.

Siguiendo la línea temporal de todos los Sabats de la Rueda del Año, hay que recordar que La Diosa, que quedó embarazada del Dios en Beltane (primero de Mayo) lleva en su vientre la nueva vida, por lo que éste es un tiempo para gestar nuevas ideas, proyectos e ilusiones, un tiempo de expandirse y crecer.

Son las tardes largas y calurosas en que se recoge la primera cosecha, por lo que está bien preguntarse qué frutos estamos recogiendo y agradecerlos. También pedir aquello que deseamos recoger el próximo año, teniendo en cuenta que una parte de esto depende sólo de nuestro trabajo y nuestro compromiso para con aquello que deseamos.

Cuenta la leyenda que quien, al alba, reciba despiert@ el primer rayo de sol, tendrá fortuna para todo el año. Entonces podemos tomar un baño ritual y depurarnos de lo tóxico, lo que ya no nos sirve, de manera que pueda retornar a nuestra Madre Tierra y servir de alimento para lo nuevo que ha de nacer.

Os deseo una feliz noche, que yo pasaré en compañía de mis hermanas de Círculo, en Natural Way Madrid, donde celebraremos la llegada del verano con un ritual energetizante.

No dejéis nunca de pedir aquello que deseáis, pues, como dice Paulo Coelho, cuando deseas algo, todo el Universo conspira para que lo consigas.

Sólo tenemos que permitírnoslo.

 Morgana Vitutia Ciurana

Psicóloga y Creadora de Despierta Terapias, síguela en  o en

¿Te ha gustado este post? Compártelo en tu red social favorita o envíaselo a alguien por mail…

Posted in Circulo de Mujeres, Espiritualidad, Talleres | Tagged , , , , | Leave a comment